Solidaridad con líderes y lideresas sociales

La Red Nacional en Democracia y Paz (RNDP) es un espacio de articulación de organizaciones, plataformas, comités, colectivos e instituciones sociales, ambientales y eclesiales de la sociedad civil que trabajamos en favor de la construcción de paz con justicia social, una democracia participativa y en defensa del medio ambiente, ante las amenazas, atentados, estigmatizaciones de los liderazgos sociales y políticos, expresamos lo siguiente:

  1. Rechazamos el atentado contra las vidas de Francia Márquez, Clemencia Carabalí, Sofía Garzón, Carlos Rosero y Víctor Moreno miembros de los Consejos Comunitarios del pueblo afrocolombiano del Norte del departamento del Cauca, hechos ocurridos el sábado 4 de mayo del presente año, mientras se encontraban reunidos en jornada de trabajo organizativo, en ejercicio de su labor de lideresas y líderes sociales.
  2. Desde la RNDP apoyamos la labor que realizan las y los líderes sociales en favor de una sociedad inclusiva, de una democracia participativa, de la defensa del medio ambiente y el territorio; por tal razón condenamos las amenazas de exterminio que se lanzan contra el pueblo afrodescendiente e indígena del departamento del Cauca.
  3. Exigimos al Gobierno colombiano y a sus agentes estatales que cumplan con su obligación de proteger la vida e integridad de las lideresas y los líderes sociales de Colombia, puesto que la labor que realizan es legítima y protegida por las leyes colombianas y tratados internacionales.
  4. Exigimos a las instituciones de investigación criminal a actuar con la diligencia que exige la situación para poner al descubierto y sancionar a quienes están detrás de estas acciones criminales contra las lideresas y los líderes sociales. Basta ya de impunidad y de asesinatos, amenazas y agresiones contra las lideresas y los líderes sociales, especialmente a quienes desde sus comunidades afrodescendientes e indígenas defienden su territorio y el agua y, además, trabajan por construir un país en paz con democracia y justicia social.
  5. Reiteramos nuestra solidaridad con todos aquellos líderes y lideresas sociales y defensoras y defensores de derechos humanos que incansablemente trabajan por una Colombia en paz estable y duradera.
  6. Hacemos un respetuoso llamado a la sociedad colombiana y a la comunidad internacional para rodear la labor de las lideresas y los líderes sociales. Ser líder social no es un delito.
    Lea el comunicado de la RNDP en PDF