Comunicado

Jóvenes del Nodo Sur – Occidente envían mensaje ante hechos ocurridos durante Paro Nacional

By 06/05/2021mayo 20th, 2021No Comments

Compartimos con ustedes un mensaje desde la coordinación de juventudes del Nodo Sur Occidente de la Red Nacional en Democracia y Paz (RNDP), como una reflexión del papel de los jóvenes y ciudadanía en estos escenarios:

Nos encontramos en medio de la horrible noche, que pensamos había cesado cuando nuestros antecesores lograron la libertad a la esclavitud, a la cual estábamos sometidos por quienes llegaron a irrumpir nuestras tierras para saquear nuestras riquezas naturales, culturales y humanas instaurando la violencia y represión como política para oprimir a quienes buscan el cambio. Hoy nuestro país se encuentra inmerso en un conflicto agudo, que no es más que el estallido social y político a una violencia estructural de la cual hemos sido víctimas durante muchos años, y donde el estado ha sido autor y cómplice de la represión violenta hacia, quienes pacíficamente, demostramos el inconformismo con un gobierno ausente y ejecutor de políticas criminales, que buscan acallar a todo aquel que no esté de acuerdo con su actuar injusto frente a la crisis social en la que nos encontramos.

Para algunos o muchos sectores de la sociedad colombiana hoy los jóvenes somos los “malos revolucionarios” o “revoltosos”, quienes buscamos generar confrontaciones sin sentido con las fuerzas represoras, “perjudicando” al resto de la ciudadanía de los territorios en los que nos encontramos, también nos han llamado la generación “de cristal” que se conflictúa por todo y que somos los que obstaculizamos la democracia y “desarrollo” del país. Hoy puedo decir que en algo tienen razón; somos la generación de cristal porque buscamos quebrantar las dinámicas excluyentes, represoras y capitalistas que nuestros padres han tenido que soportar, donde por temores infundidos a perder un trabajo y quizá hasta la vida, debían callar lo que pensaban o sentían referente a los tratos, exclusiones y violencia ejercida por quienes han gobernado buscando el beneficio de unos cuantos.

Somos los jóvenes quienes de la mano de toda la sociedad estamos enfrentando pacíficamente, haciendo uso del derecho constitucional a la protesta, desde diferentes escenarios y modos, a un gobierno que no se preocupa por mejorar el acceso o la construcción de lo que consagramos en la constitución política como un “estado social de derecho” y donde nos encontramos, por el contrario, a un gobierno que nos reprime, desaparece y asesina como el camino más fácil para el mantenimiento de sus políticas temerarias. Ser parte de una organización social y a su vez de la Red Nacional en Democracia y Paz, nos ha enseñado que no podemos dejar de soñar, y sobre todo, de construir el sueño de un país en Paz con Justicia Social, un país donde verdaderamente sea incluida toda la población sin distinción alguna, un sueño que tenemos y construimos quienes nos encontramos en cada uno de los 1103 municipios y 32 departamentos de Colombia.

Hoy más que nunca debemos seguir alzando nuestra voz de inconformidad, indignación y deseo de cambios reales, que garanticen el desarrollo de políticas que erradiquen la violencia y siembren el diálogo, la construcción colectiva, la inclusión y demás elementos que promuevan el fortalecimiento del tejido social y el establecimiento de un verdadero camino de paz con justicia social. Este es un llamado respetuoso a todos y todas quienes conformamos la RNDP para que continuemos en el camino misional de “Contribuir a la
construcción de paz con justicia social, la defensa del medioambiente y una democracia participativa en Colombia, mediante el fortalecimiento del tejido social de las comunidades, a través de la articulación y realización de acciones sociales, culturales, políticas, ambientales y de género”, y que en este caminar podamos fortalecer la participación activa de las y los jóvenes que hacen parte de nuestras organizaciones y vincular a aquellos quienes se interesan por aportar a la construcción de una sociedad más justa y que en muchos casos no son escuchados o incluidos por la diversidad de sus formas de ser, sentir, pensar y actuar o no cuentan con el acompañamiento o aceptación suficiente para ser parte.

A la ciudadanía en general puedo decirles que como jóvenes no pararemos de soñar, no pararemos de gritar, no pararemos de protestar y no pararemos de caminar y construir tejido social, de construir caminos de paz, de construir colectivamente el cambio social y político que reclama nuestro país. Exijamos al gobierno nacional, a las fuerzas armadas, que paren la represión, el asesinato, la desaparición, la violencia sistemática que vienen ejerciendo con sevicia, vulnerando los Derechos Humanos, acabando con la dignidad humana al sembrar temor y violencia, a través del uso ilegítimo de las armas contra una ciudadanía que está cansada de la injusticia, guerra, abandono, exclusión y represión de la que somos víctimas.

A los jóvenes que se encuentran en las calles pidiendo un cambio, debemos mantener las banderas de la esperanza levantadas y permanecer, siendo estratégicos y salvaguardando la
vida ante la salvajada del estado.

¡Adelante feliz Juventud!

Descargar comunicado en PDF aquí

Leave a Reply