[INFORME DE COYUNTURA Nº81] TAPEN, TAPEN, TAPEN

El presente informe de coyuntura aborda la corrupción en la vida política del país, que se intensifica en las justas electorales y que en las distintas regiones del país toma sus propios matices y estrategias, como los nombrados casos de Aida Merlano y la ‘Ñeñepolítica’. Existe una creatividad alucinante y un control sobre los votos comprados de forma minuciosa y descarada. Para suerte de la democracia en las últimas elecciones se pudo constatar un mayor volumen de votos sin ataduras, pero también se evidenció que perdura el clientelismo y la compraventa de votos.

…A finales del año 2019 y comienzos del presente año una gigantesca ola se levantó para golpear la campaña electoral que llevó  a Iván Duque a la presidencia. Los partidos de gobierno con el apoyo de la Fiscalía (y en ella los Fiscales Generales que se sucedieron) han tapado o buscan tapar lo que parece evidente. Aquí tomamos dos casos emblemáticos que estaban en la cresta de la ola, hasta que  apareció el virus Covid-19. Por ahora todo quedó en suspenso y en medio de la crisis que tiene que enfrentar el presidente Duque, el coronavirus apareció a modo de aire fresco. ¡Qué paradoja!

El sainete que tiene como protagonista a la ex congresista Aida Merlano, tiene todos los elementos para ser trajicómico. Merlano tiene un multifacético  papel: víctima, violada, bandida, prófuga, acusada, condenada, acusadora, oportunista. En todo caso con sus declaraciones tiene sudando y suspirando a la clase política de Barranquilla. En ese círculo el “elegido” –Arturo Char- (por lo menos hasta ahora) para ser el próximo presidente del Senado y a su hermano (Alejandro Char) que aspira a la primera magistratura del Estado en la próxima contienda electoral. Pero allí no se detienen sus denuncias, pues han llegado a golpear las puertas de la Casa de Nariño…

Por: Dr. Jaime H. Díaz A.

Lea el informe completo aquí