Democracia
y Construcción de Ciudadanía

La democracia en Colombia ha sido una democracia restringida, tenemos un déficit de democracia.  Nuestra democracia ha sido afectada por  poderosos intereses económicos que se imponen; por  falta de una mayor participación política y electoral de la ciudadanía; por el clientelismo secular; por la violencia con sus múltiples caras; por  falta de garantías a los partidos de oposición; por  falta de independencia entre las tres ramas del poder público. En fin, son distintos y poderosos factores que impiden y dificultan que tengamos una auténtica democracia donde todos los/as colombianos/as tengamos garantizados en la práctica los mismos derechos como ciudadanos/as.

Existen en nuestra historia reciente hitos que pueden contribuir a que construyamos una auténtica democracia. En este sentido la Constitución del 91 se constituyó en un gran avance para una mejor y mayor inclusión de toda la ciudadanía al hablar del Estado Social y Democrático de Derecho que se debe plasmar en la realidad política, jurídica, económica y sociológica, para proteger los derechos fundamentales de los ciudadanos, como presupuesto para la realización de la dignidad humana. En los acuerdos llegados entre el Gobierno Nacional y la Guerrilla de las Farc, se avanzó entre otros asuntos al establecer el respeto, reconocimiento y protección a los partidos de la oposición y la creación de un Estatuto de la Oposición.

La RNDP  trabaja por una Democracia Plena, apoyada en la Constitución del 91 y teniendo en cuenta el cumplimiento de los Acuerdos firmados en el Teatro Colón, después de la negociación Gobierno – Farc.

  • Donde se garanticen la protección y cumplimiento a todos los derechos de los/as ciudadanos/as y de la naturaleza.
  • Donde se respeten claramente la independencia de las tres ramas del poder público.
  • Donde se tenga una mayor, más cualificada y libre participación ciudadana en los distintos espacios de la vida política y electoral.
  • Donde se tenga una mayor equidad en los cargos públicos entre hombres y mujeres.
  • Donde se tenga una más amplia y crítica participación de los jóvenes.
  • Donde los sectores campesinos, obreros, empleados, defiendan sus propios intereses y tengan sus propias representaciones en la vida política.
  • Donde disfrutemos de una autentica paz con justicia social.
  • Donde se tengan y garanticen los derechos de la oposición y al ejercicio del sufragio.
  • Donde la democracia social (protesta social, seguridad humana), se pueda ejercer sin menoscabo de la vida.
  • Donde se establezca una democracia que garantice a la población el goce de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales (DHESCA).
  • Donde se tengan garantías para los lideres/as, y defensores de derechos humanos en el territorio, tanto en su vida, como en el ejercicio de sus labores.

Publicaciones
Relacionadas