En un mar de dudas

El domingo 2 de Octubre además de no salir del asombro, el mundo no entendía como los ciudadanos colombianos estábamos echando por la borda la oportunidad que habíamos deseado profundamente: trazar un camino firme hacia un país en paz, dejando atrás un conflicto armado de 52 años con el grupo insurgente (las FARC) más fuerte y desestabilizador que ha tenido el país. El presidente había podido firmar los acuerdos sin necesidad de convocar a un plebiscito, pero queriendo darle un mayor margen de legitimidad y con la certeza que los ciudadanos ratificarían unos acuerdos minuciosamente discutidos prefirió convocar a las urnas a los colombianos.

Estábamos desolados y sorprendidos. El NO había ganado por escaso margen, pero al fin y al cabo en democracia, había ganado. Estábamos heridos, pero también después de un mal momento con más fuerza y elementos para la construcción de una paz estable y duradera.

El lunes 3 en la Recepción ofrecida por el Sr. Michael Bock, nuevo Embajador de Alemania, con motivo del Día de la Unidad Alemana, inauguró su discurso diciéndonos: “Las palabras que había preparado para esta ocasión las debo dejar en mi bolsillo. En Alemania y en Europa ha sido una sorpresa y una tristeza el resultado de ayer. Era el único rayito de luz y esperanza en este planeta convulsionado por la guerra”. La Comunidad Internacional le había y le sigue apostando a una Colombia con un conflicto armado superado y con un porvenir donde civilizadamente podamos tramitar nuestras diferencias.

Es un imperativo moral dejar atrás una guerra absurda, máxime cuando las partes armadas tienen toda la voluntad y urgencia de no seguir matándose y sobre todo cuando ha sido la población civil la que mayoritariamente ha puesto los muertos y las víctimas. La guerra de los últimos 52 años ha dejado más de 270.000 muertos y ocho millones de víctimas. El Ministro de defensa ha certificado que desde que se instauro el cese al fuego bilateral entre gobierno y Farc, se tiene cero muertos producido por este enfrentamiento. No podemos volver atrás.

VER DOCUMENTO COMPLETO AQUÍ 

Leave a Reply