Bogotá, 4 de mayo de 2021. La Red Nacional en Democracia y Paz (RNDP), que se unió al Paro Nacional del pasado 28 de abril y que aún se mantiene activo en muchos lugares del país, expresa su satisfacción por el logro obtenido al obligar al Gobierno Nacional a retirar la Reforma Tributaria. El movimiento ciudadano ha sido masivo y contundente, mostrando su fuerza y poder. Los ciudadanos estamos marchando por calles y veredas, expresando nuestro rechazo e inconformidad con cacerolazos, expresiones culturales, artísticas y distintos medios virtuales, mostrando que el poder ciudadano es más fuerte que el amedrentamiento del Estado.

Sin embargo, con dolor e indignación estamos viendo cómo la Fuerza Pública represiva del Estado se convierte en violenta y desproporcionada, ocasionando el asesinato de jóvenes manifestantes, cientos de heridos, detenidos y desaparecidos.  Ante la grave situación, el Gobierno Duque pretendió ‘apagar incendios vertiendo gasolina’ al ordenar la “Asistencia Militar”, buscando contener la protesta social, vulnerando las libertades colectivas y el derecho a la vida y a la libertad. Al enviar al Ejército a patrullar ciudades como Cali lo que ha logrado es elevar dramáticamente el número de muertos y heridos, así como generar caos y pavor en toda la ciudadanía. Se está disparando en forma indiscriminada produciendo una orgía de sangre y de terror. Rechazamos y condenamos rotundamente este proceder y exigimos respeto a la vida e integridad de los ciudadanos y garantías para el ejercicio del derecho a la protesta pacífica.

Lamentablemente la Procuraduría y la Defensoría del Pueblo han sido cooptadas por los intereses del Gobierno Nacional, perdiendo totalmente sus obligaciones de velar y proteger el ejercicio de los derechos ciudadanos.

De otro lado, rechazamos que grupúsculos violentos generen en algunos lugares desmanes, incendios, saqueos y atenten contra la integridad física de policías. Estos sectores contribuyen a generar mayor represión hacia los esfuerzos ciudadanos civilistas.

Como ciudadanos preocupados por el interés de las mayorías del país, debemos seguir atentos a intentos de revivir la Reforma Tributaria, bajo nuevas formas engañosas, pero también debemos seguir elevando nuestra voz y nuestra protesta contra la Reforma a la Salud y las fumigaciones con glifosato que quiere retomar el Gobierno, envenenando la vida y producción agrícola de los campesinos.

El presidente Duque debe ordenar a los soldados que vuelvan a sus cuarteles y exigir que la policía sea garante de la vida y protección de los ciudadanos y no agentes de muerte y de terror.

Descargar comunicado en PDF aquí

Junt@s #SomosRNDP

Leave a Reply