Análisis de las propuestas presidenciales en salud.

La salud es un derecho fundamental de las naciones en democracia que está relacionado con el buen vivir de las personas en todos sus ámbitos de vida. Colombia estableció en su constitución, exactamente en el artículo 49, que la salud es un derecho social y que la atención en salud de todos los habitantes es responsabilidad del Estado. Además, la prestación de asistencia médica básica es de carácter gratuito y obligatorio por parte del establecimiento.

Ante esta obligación, y atendiendo las dificultades fiscales que vivía el país en la década de los noventa, el Estado colombiano puso en marcha una de las reformas más profundas de la historia del país, la Ley 100 de 1993; esta norma modificó el sistema de prestación de los
servicios de salud para los colombianos. Dicha ley planteó que la prestación del servicio de salud debía funcionar bajo seis principios: universalidad, eficiencia, solidaridad, integralidad, unidad y participación. Para ello, el Estado delegó su obligación de responsable único de la prestación del servicio y permitió que los privados pudiesen entrar en el sistema como operadores y oferentes.

Sin embargo, 25 años después la ley 100 de 1993 lejos de garantizar el derecho a la salud y a la vida, promulgadas en la Constitución Política de 1991, ha generado un deterioro de los servicios de salud tanto en el régimen contributivo como en el régimen subsidiado.

Descargue el análisis aquí