La RNDP felicita a Leyner Palacios Asprilla por el premio Globlal Pluralism Award

Desde la Corporación PODION felicitamos al líder social Leyner Palacios, víctima Bojayá, por el premio  Mundial por el Pluralismo, otorgado por el Centro Mundial por el Pluralismo (en inglés, Global Centre for Pluralism), una organización internacional con sede en Ottawa, Canadá.

El Centro Mundial por el Pluralismo es una organización internacional con sede en Ottawa, Canadá, condecoró el pasado sábado 30 de septiembre a Leyner Palacios como ganador del Premio Global por el Pluralismo por su trabajo en la lucha por los derechos de las víctimas del conflicto.

Leyner es representante del Comité por los Derechos de las Víctimas de la localidad colombiana de Bojayá, representa a 11.000 víctimas del conflicto colombiano que viven en Bojayá, Chocó. El Comité reúne a 34 comunidades embera amerindias parcialmente autónomas y a 18 comunidades afrocolombianas que comparten el deseo de poner punto y final al conflicto colombiano. El papel de Palacios Asprilla con el Comité le permitió representar a las víctimas de la masacre de Bojayá durante las negociaciones de paz entre las FARC y el gobierno colombiano. Así mismo Palacios también luchó para que el gobierno obtenga el consentimiento de los líderes de la comunidad local antes de emprender proyectos de desarrollo o extracción en sus tierras.

En el mes julio de presente año Leyner Palacios, fue nominado como finalista del Global Pluralism Award, dicha mención estaba entre 200 nominaciones de 43 países diferentes. Este premio es enfocado a su labor como líder social en Bojayá y a los procesos de perdón y construcción de paz desarrollados posteriormente a la perpetración por parte de las Farc en Bajayá, que dejó 79 muertos y más de 100 heridos.

En diálogos con un medio de comunicación, Leyner aseguró que este es un reconocimiento al sacrifico que han hecho las comunidades por exigir sus derechos y por convertir a Bojayá en un símbolo de paz. “Con este premio nosotros consideramos que se abre un gran impulso a nuestras expectativas. Nosotros tenemos un gran deseo de convertir ese lugar de donde fue el símbolo de la tragedia, en un lugar de semilla para la paz.”