La Red Nacional en Democracia y Paz rechaza y repudia los asesinatos de líderes sociales Eleazar Tequia y Temístocles Machado

  • La Red Nacional en Democracia y Paz rechaza y repudia los viles asesinatos que se vienen cometiendo a diario en Colombia.
  • Acompañamos a las comunidades Indígenas del Chocó, a los Afrocolombianos y el Comité Cívico del Paro de Buenaventura en estos momentos luctuosos y les decimos que sus muertos son nuestros muertos, que sus líderes son nuestros líderes, que su dolor es el nuestro, que su resistencia debe continuar y con ella estaremos.

Bogotá, enero 29 de febrero de 2018. La Red Nacional en Democracia y Paz[1] rechaza y repudia los viles asesinatos que se vienen cometiendo a diario en Colombia. El pasado viernes 26 de Enero fue asesinado en el Carmen de Atrato (Chocó) el Guardia Mayor Eleazar Tequia Bitucay, a manos del Ejército Nacional y el sábado 27 de Enero fue asesinado Temístocles Machado, líder Afrocolombiano e integrante del Comité del Paro Cívico de Buenaventura. Nuestra solidaridad y nuestras condolencias a sus familias, a la Gran Nación Embera de Colombia, a las Comunidades Afrocolombianas del Pacífico, a la Asociación de Cabildos Indígenas Wounaan, Emberá Dovida, Katio, Chami y Tule del Chocó, y al Comité del Paro Cívico de Buenaventura.

En Colombia los mejores hombres y mujeres comprometidos por un país justo y en paz siguen siendo asesinados, perseguidos y desplazados.  Los asesinatos selectivos se multiplican. En el año 2017 fueron asesinados, según informes de Indepaz, 170 líderes sociales, defensores de derechos humanos y de paz.

Eleazar Tequia, de 41 años, era desde hace 10 años jefe de la guardia indígena de la comunidad Embera Katío del Dieciocho, en la carretera de Quibdó a Medellín, municipio Carmen de Atrato, Chocó. Eleazar participaba en una Minga Educativa para reivindicar los derechos a la Educación cuando fue asesinado por miembros del Ejército Nacional del Batallón Mansalva Flórez de la Décima Brigada de Quibdó, Chocó.

Temístocles Machado o don Temis, como lo llamaban cariñosamente y con respeto en Buenaventura, “fue víctima de un sistema judicial paquidérmico, en crisis y sin capacidad de reacción, que no pudo dar respuesta a las denuncias sobre invasión de tierra y despojo, que en múltiples  ocasiones presentó ante la Fiscalía General de la Nación; que no pudo sancionar las falsedades ideológica en documento público, cometidas por algunos directores técnicos de vivienda, utilizando la investidura de su cargo en la Alcaldía de Buenaventura, titularon a foráneos, las tierras de Isla de la paz, que con tanta dedicación defendía don Temis. A Temístocles Machado siempre se le vulneró su derecho a la justicia.”[2] El Sr. Machado fue asesinado por sicarios cuando se encontraba en un negocio de su propiedad en la ciudad de Buenaventura.

En estos dos casos, como en muchos otros, la defensa de derechos y  del territorio es atacada, asesinando a sus líderes representativos. La paz se edifica sobre la justicia y la búsqueda de la equidad como fueron los ideales y el compromiso de Eleazar y Temístocles. Un Estado social de derecho debe buscar estos ideales y proteger a quienes son sus auténticos defensores.

Acompañamos a las comunidades Indígenas del Chocó, a los Afrocolombianos y el Comité Cívico del Paro de Buenaventura en estos  momentos luctuosos y les decimos que sus muertos son nuestros muertos, que sus líderes son nuestros líderes, que su dolor es el nuestro, que su resistencia debe continuar y con ella estaremos. Que ustedes nos dan a todos los colombianos enseñanzas de valor, dignidad y  justicia, que sus procedimientos no violentos son faros para construir un país que requiere la convivencia y la paz fundada en la justicia social.

Exigimos a la Fiscalía General de la Nación, a la Procuraduría General de la Nación, a la Defensoría del Pueblo, que investiguen estos hechos de manera eficaz y castigue de forma ejemplar a los autores intelectuales y materiales de estos viles asesinatos. Igualmente exigimos al Gobierno Nacional que proteja a comunidades y líderes que reclaman sus derechos y a los distintos órganos del Estado que cumplan con los acuerdos realizados con las comunidades y las exigencias que reclaman justamente, para vivir dignamente y en paz.

RED NACIONAL EN DEMOCRACIA Y PAZ

Bogotá, 29 de Enero de 2018

[1] La Red Nacional en Democracia  y Paz está conformada por 80 organizaciones sociales y eclesiales distribuidas en toda la geografía colombiana.

[2] Comunicado “Mesa Acceso a la Justicia, Víctimas, Protección y Memoria. Paro Cívico Buenaventura”.